LA PAJINA DJUDEO-ESPANYOLA de AKI YERUSHALAYIM
SEFARAD
Asosiasion para la Prezervasion i Difuzion de la Kultura Djudeoespanyola

PAJINA DE ENTRADA

TODOS LOS
NUMEROS DE AKI YERUSHALAYIM

ARTIKOLOS

ARTIKOLO DEL 28 de oktobre de 2018

DONA SARA DE CORO, VENEZUELA
Mordejai Arbell

Kero kontar sovre un enkontro uniko en su djenero ke tuvi kuando estava investigando la istoria de las komunidades sefaradis en Amerika Sentrala i en el Caribe.

Para estudiar esta istoria i, komo rezultado de esto, aprontar una ekspozision sovre estas komunidades viaji, entre otras, a la sivdad de Coro ke fue en el pasado un sentro djudio-sefaradi en Venezuela.

Kuando Bolivar, el liberador de munchos paizes sud amerikanos, bivio en Curacao, onde planeo la revolta kontra los espanyoles, el resivio ayudo de la komunidad djudia del lugar, moro en kaza de djudios i varios mansevos djudios se djuntaron a el i sirivieron komo ofisieres en sus fuersas.

Despues de la liberasion, en 1825, i sovre la rekomendasion de Bolivar, el governo de Venezuela invito a los djudios de Curacao a vinir a Coro. Esta invitasion fue akseptada i en 1850 Coro ya kontava 160 djudios ke tenian una komunidad bien organizada, kon su sinagoga, su simeterio, etc.

De entre las personalidades djudias ke se distingieron en esta sivdad podemos mensioanr a Jose David Curiel – eskritor i ombre de letras; Elias David Curiel – poeta; David Lopez de Fonseca – senator i lider politiko; Jacob de David Jesurun – patron de una flota merkantil; Raoul Capriles – diplomato; Avraam Haim Senyor – finansiero; Ernesto Alvares Correa – militar i Otoniel Lopez de Fonseca – miembro del parlamento.

Los djudios de Coro transformaron a esta sivdad en un sentro komersial, maritimo, bankario, kultural i politiko. Desgrasiadamente, el selo, el antisemitismo i tambien el dezvelopamiento de Caracas komo sentro metropolitano i de Maracaibo komo sentro petroliero, yevaron a un exodo de los djudios de Coro, en la segunda metad del siglo 20.

Lo ke keriamos ver en Coro era el pasado djudio: El simeterio djudio, ke fue proklamado Monumento Nasional, la biblioteka “Jose David Curiel”, los balkones de la kaza de Avraam M. Senyor, de onde Bolivar azia sus deskorsos, el konservatorio de muzika “Elias David de Curiel” i el muzeo “Cohen Henriquez”.

Kuando kaminavamos pro las kayes de la sivdad me atiro la atension una kazika vieja ke paresia muncho a las kazikas chikas de Izmir, o del kuartier Kuzkundjuk, en Estambol, Turkia o de Semakov, en Bulgaria. En lo ke estava observando esta kaza salio de ayi un ombre ke me demando:

-Porke mira esta kaza?
-Vinimos de Israel – le respondi – para estudiar la istoria djudia de Coro.
-Azen muy bien – disho el – mozotros asta oy respiramos esta istoria djudia.

I aki, boltando la kavesa a la kaza disho: “Dona Sara! Tus ermanos de Israel vinieron en fin!”

Salio entonses una sinyora bien aedada, muy emosionada ke mos disho:
-Me yamo Sara Celinda Lopez de Fonseca i ya son 30 anyos ke vos esto asperando...Se la ultima djudia de Coro. Mis vizinos me dizen: “Sara, ven a la iglezia, no te kedes sola en las fiestas”, ma yo les respondo: “Me kedo djudia para resivir mis ermanos de Israel i para kontarles la istoria djudia de Coro”. I agora ya estash aki! Entra por favor!

Entrimos, mos kedimos kon eya i oyendola avlar pedrimos el avion. Eya mos kontava i kontava i mozotros no podiamos desharla, despues ke mos aspero tantos anyos...

Otros artikolos

Tornar